¿Por qué realizar la citología anal y detección de HPV?

El cáncer anal es un tumor poco frecuente, en la población general, aproximadamente 5% de todos los cánceres de tubo digestivo. Su incidencia por año es de 1 caso por cada 100.000 habitantes. Sin embargo, esta frecuencia aumenta significativamente en el colectivo de hombres que practican sexo con otros hombres (HSH), entre los que se registra una incidencia de 35 casos por cada 100.000 habitantes. En el caso de los HSH con infeccion por virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), se observa una incidencia todavía mayor de 70 casos por cada 100.000 habitantes.

El screening de este tipo de cáncer consiste en la realización del tacto rectal, la citología anal (con deteccion de Virus de papilloma humano) y la anoscopia de alta resolución.

¿Por qué realizar la citología anal y detección de HPV?

El Virus del papiloma humano (HPV), es un virus ADN que puede afectar cualquier mucosa o superficie cutánea. Se dividen en alto o bajo riesgo oncogénico en función de su capacidad para modificar la mucosa anal y generar mutaciones que pueden producir lesiones pre cancerígenas o cáncer anal.

Es la infección de trasmisión sexual mas frecuente, se estima que un 80 % de la población sexualmente activa ha estado en contacto con el virus en algún momento. Su relación con el desarrollo de cáncer de cuello uterino esta bien establecida, es por eso que el screening de este tipo de cáncer mediante papanicolau ha permitido el descenso de la mortalidad en mujeres.

La incidencia de la infección en HSH sin HIV se estima en un 65 % pero este porcentaje aumenta a mas del 90% en HSH HIV positivos.

En la mucosa anal la infección por el HPV se comporta de forma similar a la cervical, si bien todavía queda mucho por investigar, existen estudios que comprueban que su presencia (y la replicación de forma mantenida de los subtipos oncogénicos) tiene relación con el desarrollo de lesiones precancerosas anales (AIN) que podrían progresar a cáncer anal.

¿Cómo se contagia?

Existen mas de 200 subtipos de HPV, como se explico anteriormente se dividen en 2 grupos: oncogénicos (predisponen a lesiones preneoplasicas) y otros no oncogénicos (verrugas genitales /Condilomas). El contagio es por contacto directo con lesiones o fómites (secreciones) durante el contacto íntimo (incluyendo por supuesto las relaciones sexuales). Existen portadores asintomáticos que pueden contagiar el virus a otras personas y otros sintomáticos. Ha diferencia del cáncer cervical la presencia del virus no indica necesariamente que se desarrollará con seguridad una enfermedad.
La utilización del preservativo disminuye la posibilidad de infección y protege además de otras infecciones de trasmisión sexual que pueden ir asociadas.
Se recomienda su uso independientemente de los resultados diagnósticos.

Comments are closed.