Dieta y problemas médicos

Periódicamente midieron a través de cuestionarios el tipo de dieta que seguían, la actividad física que practicaban y si sufrían algún problema médico. Un 25% de la muestra manifestó tomar nueces al menos dos veces a la semana, mientras que un 15% dijo ingerir de forma habitual maíz y palomitas.
Durante la investigación, se produjeron 801 casos de diverticulitis (inflamación de los divertículos) y 383 casos de sangrado relacionado con estas bolsas intestinales.
Al analizar sus datos los investigadores comprobaron que “el consumo frecuente de nueces, maíz y palomitas no se asocia con un riesgo más elevado de complicaciones relacionadas con los divertículos”.
“De hecho, parecía que la ingesta de nueces y palomitas estaban asociados de forma inversa con el riesgo de inflamación”, remarcan los investigadores, miembros de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington (EEUU).
“Nuestros hallazgos refutan una creencia omnipresente y sugieren que la recomendación de evitar esos alimentos si se sufre un problema de divertículos debería reconsiderarse”, concluyen los autores de este estudio, que reclaman más trabajos que completen su estudio.

Comments are closed.